BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 21/11/2017
Muxía
Santuario de A Nosa Señora da Barca

Brumosas tierras del Fin del Mundo

Santuario da Barca

Además del conjunto medieval formado por Moraime, Muxía, y la iglesia románica de con su gran hórreo, uno de los más grandes de Galicia, cabe destacar las ferias y festividades de estas parroquias, entre otras la de Nosa Señora do Carme en Moraime, y San Isidro en .

Estas norteñas tierras del Finisterre ofrecen una rica variedad para el tranquilo descanso en las playas largas y salvajes de Area Grande, Barreira, Lago, Area Maior, Espiñeirido, Area Lourido, Nemiña y la singular y minúscula playa de Moreira.

Hacia el poniente, camino del Fin del Mundo, los senderos trazados junto a los agrestes acantilados encogen al ser humano ante el inmenso panorama de la ría de Camariñas y del Cabo Vilán, del Cabo Buitra y Cabo da Nave, y del ventoso e inhóspito espacio natural del Cabo Touriñán, silencioso testigo de incontables y trágicos naufragios.

Extraordinaria devoción a Nosa Señora

Secadero de Congro

Emplazado frente al temible Atlántico, el< Santuario de Nosa Señora da Barca de Muxía es el primero de Galicia por su antigüedad y por su importancia como centro de devoción mariana. En el interior de la severa iglesia se encuentra la imagen gótica de la Virxe da Barca, defensora de los marineros, numerosos exvotos colgados del techo, y los sepulcros de los Condes de Maceda. Muchos viajeros han escrito desde el s.XIV sobre la extraordinaria veneración a Nosa Señora da Barca, entre estos Rosalía de Castro, López Abente y García Lorca.

, la Iglesia decidió cristianizarlo en el s.XII con una pequeña ermita, convertida en el templo actual en el s.XVII. La tradición popular cuenta que la Virgen se acercó a confortar al apóstol cuando éste mostraba desconsuelo ante la imposibilidad de cristianizar estas tierras. Los restos de la pétrea barca de la Virgen, abandonados delante del cristianizado santuario, reconducirían el culto céltico de las piedras hacia la adoración mariana.

Miles de romeros se reúnen cada año en frente del santuario de Nosa Señora para balancear la piedra, continuando una inmemorial tradición y perviviendo una práctica muy extendida por los países celtas, ya registrada en el antiquísimo : solo los inocentes podrán mover la piedra.

Puerto del Monasterio de Moraime

Muxía

El poblamiento de Mongía nació como fundación del monasterio de Moraime en el s.XII, recuerdo presente en las blasonadas casas y en la estrutura urbana de este importante puerto de la Costa da Morte.

El antiguo monasterio de San Xiao de Moraime, probablemente originario de la baja Edad Media, conserva importantes remanentes artísticos, como la propia estructura románica basilical de tres naves, sus puertas, y algunos murales góticos del s.XIV. Destruido por los normandos en 1105 y posteriormente por piratas sajones, fue restaurado en el año 1119, gracias a una donación de Afonso V, Rey de Galicia, que vivió en este lugar durante su niñez educado por Pedro Froilaz de Traba.

Puerto de gran relevancia en la Europa medieval, el rey castellano Carlos I cambió con Moraime la propiedad de Muxía por outro puerto en el s.XVI, ya que el monarca deseaba controlar Muxía para mejorar las comunicaciones marítimas de su reino con Inglaterra. Destruida en el s.XIX por las tropas de Napoleón, Muxía resurgió posteriormente como gran puerto pesquero de la Costa da Morte y de Galicia, exportador principalmente de sardina y de congrio.

Enlaces

Hemeroteca